Entrevista con Mariana Ortiz, Directora del Centro de Evaluación Psicología del TSJCDMX

Por Carlos García

 

En su oficina ubicada en el onceavo piso de Río de la Plata, Mariana Ortiz Castañares, egresada de la carrera de Psicología, por la Universidad Iberoamericana y con Especialidad y Maestría en Terapia Psicosociales, subrayó que se han hecho importantes transformaciones, “por ejemplo, se han eliminado los antecedentes en los reportes que hacían caer en algunas inconsistencias a los peritos, porque no siempre se tiene la información necesaria y ahora se centra básicamente en cuál es la problemática, las expectativas, los resultados y qué es lo que se propone. Para los juzgadores, tener un reporte menos descriptivo y más analítico, les da más elementos para dictar una sentencia y con ello sentirse más seguros con este apoyo institucional.”

Refirió que lo más importante que realizarán este año es un instrumento que por primera vez en la historia va a poder medir las interferencias parentales. “Instrumento que pueda ayudar en el área de evaluación a tener más elementos respecto de las interferencias parentales, gracias a un convenio que se firmará con la Facultad de Psicología y la Licenciatura en Ciencia Forense (Facultad de Medicina), de la Universidad Nacional Autónoma de México y el TSJCDMX, conformado por un gran equipo de investigadores. Empezamos en enero y se tiene aproximadamente el 60% de avance en la investigación que no sólo dará frutos al Tribunal, sino será un instrumento estandarizado para la población mexicana, que podrá utilizarse también en Latinoamérica teniendo la certificación que se requiere.”

 

¿Este instrumento hará más eficaces los resultados y las sentencias?

Absolutamente. En la actualidad, no existe un instrumento que dé la certeza de si hay o no interferencia parental. Existen instrumentos que dan algunas suposiciones, indicios de manipulación; pero nosotros seremos pioneros al crear un instrumento que mida la interferencia y la alienación parental.

El Tribunal tiene población suficiente en toda el área, no sólo en psicología, también en los CECOFAM, para aplicar el instrumento, certificarlo y estandarizarlo. De esta manera, se podrá presentar un extraordinario material diseñado por científicos, investigadores y psicólogos mexicanos.

 

Se trabaja con muchas disciplinas dentro del Tribunal, ¿cómo ha beneficiado esta dinámica de colaboración al Área de Psicología?

El trabajo interdisciplinario era urgente, la sociedad cambia y genera nuevas exigencias y se ha ido recomponiendo la justicia en un mejor sentido. El Tribunal se ha abierto a la interdisciplina, no sólo en la Psicología, se ha dado a la tarea de tener médicos legistas, genetistas -que es muy importante-, psiquiatras, pedagogos. Se ve a la familia como algo integral y con gran diversidad de situaciones, y, el que los juzgadores puedan echar mano de la interdisciplina, les da mayor soporte para tener más elementos a la hora de tomar decisiones trascendentales para la vida de las familias mexicanas. Los juzgadores se están abriendo a la posibilidad de trabajar en conjunto, cada vez nos necesitan más, antes funcionaba, en muchos casos, la sensibilidad de los juzgadores, pero el tener un sentido común no es suficiente.

El Tribunal respeta otras disciplinas con las que se puede contar, que son herramientas valiosas, por ejemplo, hablando específicamente de Psicología, desde el expertise del psicólogo se pueden dar elementos que el juzgador no podría advertir, porque su formación es diferente, por ello, la conjunción entre togas negras y batas blancas es lo más asertivo que el Tribunal toma, ahora, en cuenta.

La especialidad de un abogado es conocer perfectamente la ley, en qué momento se tienen que tomar ciertas decisiones de acuerdo a un código, de acuerdo a las leyes; y desde las humanidades nosotros también podemos contribuir haciendo un trabajo de colaboración mutua, y eso hace que ellos se sientan más tranquilos y certeros a la hora de dictar una sentencia, porque tienen más elementos, no sólo atendiendo lo que dice una de las partes, pues es muy difícil conocer el interior de la problemática.

 

 

[DIRECTUM TSJCDMX Sep-Nov 2017]

One Comment

  • Buenas tardes, yo tengo un problema con mi hija de 20 años ella tiene tres niñas que no se hace cargo de ellas desde hace unos meses,las niñas están con la abuela paterna pero una de las niñas no esta registrada por sus padres que puedo hacer para que ellos se obliguen como padres ambos se han des obligado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *