Dra. Silvia Lorenia Martín Cruz del Campo / Farmacobiología y Toxicología CINVESTAV

 

La vía de inhalación es de las más eficientes para que ingrese una sustancia al organismo, porque la absorción es casi inmediata y no implica pasar por procesos metabólicos que disminuyan la concentración. Cuando una sustancia se inhala, se absorbe a través de la extensa red de vasos sanguíneos que irriga los pulmones. Por ejemplo, la nicotina llega al cerebro entre 7 y 10 segundos después de fumar, casi como si fuera una administración por vía intravenosa. En las drogas, mientras más rápido es el efecto, más probable es que se repita su consumo. 

Los inhalables son muy volátiles a temperatura ambiente; es decir, fácilmente se convierten en vapor. Inhalar reduce la percepción de riesgo. Una persona que se inyecta tiene más claro que está haciendo algo contra su salud que una persona que se acerca un papel mojado con disolventes a la nariz y boca, pero en realidad en los dos casos se está consumiendo una droga. El caso de los inhalables es curioso porque tiene usos industriales lícitos, pero actúan como sustancias psicoactivas potentes y tóxicas cuando se aspiran intencionalmente por periodos prolongados. 

 

¿Y también son más baratos? 

Son muy baratos y fáciles de encontrar porque muchos productos comerciales los contienen, pero en realidad en México se utiliza extensamente un producto con alto contenido de tolueno. Le llaman “activo” y ya se vende en preparaciones “de sabores”. Los distribuidores venden las “monas” (papeles absorbentes impregnados en el producto) preparadas con activo y polvos de sabores o frutas para alterar el olor. Ésta es una estrategia mercadotécnica para disminuir la sensación de riesgo y aumentar el consumo.  

La mejor opción para la prevención del consumo de drogas es que la gente esté informada y se cuide. Un joven bien informado tiene menos riesgo de involucrarse en conductas de alto riesgo porque tiene mejores elementos para la toma de decisiones. A esto hay que agregar políticas públicas eficaces, acceso a tratamiento y a alternativas de diversión y vida saludable.

 

[DIRECTUM TSJCDMX Ene – Abr 2015]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *