FELIPE TAKAJASHI 

 

¿Cuál es el panorama actual de la ciencia forense en México? ¿Qué relación tiene el INCIFO con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN)? 

Si bien es cierto que en la UNAM se preparan licenciados en Ciencia Forense, el país no puede esperar a que surja la cantidad de profesionales que requiere, estamos hablando que es una licenciatura que tarda cuatro años y están por surgir dentro de aproximadamente dos años, 30 egresados para toda la República Mexicana, número pequeño que no permite cumplir con las necesidades.  

Se requiere de actividades y políticas públicas mucho más rápidas, que generen personal capacitado para atender estas necesidades, y no señalo que esté mal el trabajo de las Instituciones de Educación Superior (IES), éstas deben asumir el compromiso social de producir nuevos profesionales en áreas de la medicina, de la dactiloscopía, de todas las disciplinas en sí de la criminalística, sin embargo, en mi opinión, no podemos esperar tanto tiempo a que surjan estos licenciados y especialistas. 

La instrucción que tenemos de parte del Presidente del TSJDF, Dr. Edgar Elías Azar, desde que se iniciaron los trabajos para crear la licenciatura de Ciencia Forense en la Facultad de Medicina, es de una permanente colaboración. Es una licenciatura multidisciplinaria, donde no solamente la Facultad de Medicina interviene, sino también las Facultades de Derecho, Psicología y Química. Está próxima la donación, a la Licenciatura de Ciencia Forense de la UNAM, de un equipo de espectrofotometría de absorción atómica del Laboratorio de Química del INCIFO, y se va a donar con la autorización del Consejo de la Judicatura y del Presidente del Tribunal. 

 

¿Personal del INCIFO trabaja en esta licenciatura? 

Sí, por ejemplo, en psicología impartió clases la doctora Rocío Estela López Orozco, Perito en Inteligencia e Investigación Científica del Delito. Ya invitaron a trabajar al doctor Jaime Cárdenas Camacho, Subdirector Pericial, experto en bioética. En la disciplina de criminalística, donde emergen otras como balística, tránsito terrestre, documentología, grafoscopía y grafología, en su oportunidad estará el Doctor Macario Susano Pompeyo, Subdirector Técnico, que es maestro en criminalística. 

 

Cuando uno les pregunta a los estudiantes qué carrera van a elegir, muchos responden: “Medicina forense” y esto también como una influencia por las series de televisión como CSI (Crimen Scene Investigation), que la presentan como algo atractivo. ¿Realmente es así la medicina forense? 

No es así, esas series nos han perjudicado porque ahora la mayoría de las personas solicitan y exigen que el trabajo se haga de esa manera, rápido y de una forma que no es factible equivocarse, ese factor le ha dado ese realce y el interés para las nuevas generaciones de estudiar medicina forense. Los programas en televisión de antropología forense, de criminalística como el de CSI, por ejemplo, si bien es cierto le han dado popularidad y difusión a estas disciplinas, las han perjudicado porque ahora exigen se haga de la manera en que aparentan ser los trabajos en televisión, y definitivamente no son así. 

 

¿Cuál es la diferencia? 

La diferencia es que se tiene que tener el tiempo necesario, no es tan rápido el trabajo que se realiza en las diferentes áreas y, además, no se cuenta con todo lo que aparenta contar un laboratorio de criminalística, como se ve en los programas de televisión, donde todo está tecnológicamente avanzado y uno puede, a partir de una partícula de pintura, encontrar hasta la marca del auto que privó de la vida a una persona. 

Así no es la realidad en ninguna disciplina, ni en medicina forense, ni en criminalística, ni en antropología, que normalmente son las disciplinas que se observan en televisión.

 

[DIRECTUM TSJCDMX Dic 2015 – Ene 2016]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *