Arquitecto Juan Sordo Madaleno

Fotografía cortesía de SORDO MADALENO ARQUITECTOS

 

 “Creo que ha habido pocos arquitectos en la historia que manejaron el espacio como lo hacía mi padre, Juan Sordo Madaleno. Esto me dejó una importante enseñanza, pues me gusta basarme en sus conceptos de amplitud y limpieza. Él me enseñó a sentir y pensar la arquitectura.”

Javier Sordo Madaleno Bringas

 

De acuerdo con el diccionario, el término arquitecto tiene sus raíces en arco (soy el primero) y tekton (obrero), derivado de tikto (produzco, doy a luz), es decir, el primero de los obreros. ¿Qué es ser arquitecto?…

El arquitecto Juan Sordo Madaleno nació en la Ciudad de México el 28 de octubre de 1916. De origen asturiano, su familia era católica y provenía de Llanes, Asturias, situada al norte de España. En 1924, cuando tenía ocho años, realizó sus primeros estudios en Madrid, España. En 1927 regresa a México. En 1932 se recibe de bachiller en la Universidad Nacional, y el 4 de diciembre de 1939 obtiene el título de arquitecto en la Escuela Nacional de Arquitectura de la UNAM; en esta misma institución impartió clases de composición de 1950 a 1957.

Gran amigo del pintor Chucho Reyes y de Luis Barragán, a Juan Sordo Madaleno le gustaba mucho viajar, dominaba muy bien el idioma inglés y tenía un gran gusto por el espacio. En 1937 estableció su despacho, y colaboró con Luis Barragán, José Villagrán García, Ricardo Legorreta y Francisco Serrano. De 1940 a 1950 trabajó con Augusto H. Álvarez, y con José Adolfo Wiechers, desde 1960.

En 1942 se casó con Magdalena Bringas Aguado, con quien tuvo a sus hijos: José Juan, que murió en 1974 cuando tenía 33 años de edad, Magdalena (1944) y Javier (1956), quien creó en 1982 la firma Sordo Madaleno y Asociados, en su segunda fase. Louise Noelle señala, en Arquitectos contemporáneos de México, lo siguiente: “Se puede decir que las obras realizadas por Juan Sordo Madaleno han estado siempre a la vanguardia dentro de la corriente moderna, como un reflejo fiel de los diseños de países más desarrollados. Su primera producción la realizó en colaboración con Augusto H. Álvarez, siempre con el sello de una arquitectura basada en las ideas funcionalistas y en las realizaciones del Bauhaus y Le Corbusier. Se trata casi siempre de edificios de apartamentos, con gran sencillez en sus acabados, pero con calidad y eficacia, que responden a las necesidades habitacionales de una clase media emergente”.

“Posteriormente ejecutó, de manera individual, una serie de obras dentro del más puro estilo internacional, cuyo ejemplo principal es el edificio de Seguros Anáhuac, ubicado en Paseo de la Reforma. De estos últimos no se pueden dejar de mencionar los laboratorios Merck Sharp & Dohme, de novedoso formalismo, con el cual inauguró un grupo de conjuntos industriales”.

“En la década de 1960, Sordo Madaleno inició una fructífera asociación con José Adolfo Wiechers, que duró hasta el deceso de aquél, y dentro de la cual realizó sus obras más importantes, entre otras los hoteles María Isabel y Presidente Chapultepec, la iglesia de San Ignacio de Loyola, el edificio Ford, y especialmente un gran número de centros comerciales, de los que fuera creador, como Plaza Universidad, Plaza Satélite, Plaza Bosques y Perisur. Entre otras construcciones sobresale el Palacio de Justicia, por la importancia que tiene en su género, al ser un conjunto donde se localizan los tribunales de justicia y los juzgados civiles. Estas entidades se jerarquizan de tal modo que crean un edificio, con la dignidad que lo debe caracterizar, para los tribunales. Situado en posición preponderante y con un pórtico monumental, acompañado de dos torres simétricas para los juzgados, vinculados entre sí por puentes. En las áreas exteriores del inmueble se formaron plazas que coadyuvan a la integración del proyecto a nivel urbano”. Juan Sordo Madaleno tenía amigos en los Estados Unidos, donde realizó la capilla de Klever, en España hizo el Villa Magna en Torremolinos, situado en la provincia de Málaga.

 

[DIRECTUM TSJCDMX OCT-DIC 2014]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *