Magistrado ÁNGEL HUMBERTO MONTIEL TRUJANO 

 

¿Cuáles son los juicios orales civiles más comunes en la práctica? 

Son los relativos a la reivindicación, usucapión, plenaria de posesión, el pago de los mutuos simples o con intereses, cumplimiento o rescisiones de los contratos como los de compraventa. 

*Una controversia esencial de estos juicios es que procede solamente para asuntos menores de 520 mil 900 pesos. 

 

¿Y los juicios orales mercantiles? 

En la materia mercantil los juicios más comunes son los relativos a las controversias derivadas de los contratos y convenios celebrados entre comerciantes, como los reclamos de pagos de facturas, rescisiones de contrato por incumplimiento, contratos mercantiles como: compraventa, arrendamiento, comisión, acción causal, entre otros; así como el pago de seguros de vida y de daños. 

 

¿Cuál ha sido el desarrollo de la implantación de los juicios orales en materia civil y mercantil en la capital? 

Aun cuando la introducción de los juicios orales en materias civil y mercantil ha sido paulatina y de limitados alcances, ha requerido, para lograr su implantación por parte de los tribunales del país, el enfrentar diversos retos como la interpretación de las características normativas de los nuevos juicios; la capacitación de los jueces y personal de los juzgados, así como la transformación del modelo de gestión judicial necesaria para garantizar que los nuevos procesos judiciales sean transparentes, ágiles y confiables.  

También fue necesario redefinir la competencia de los juzgados y conocer el volumen de asuntos que ahora son del conocimiento de los juzgados de oralidad civil y mercantil, los tiempos de duración de los nuevos procesos, la plantilla del personal, sus funciones, el nuevo perfil de sus integrantes, así como una nueva organización plasmada en manuales de organización y procedimientos. 

Un rubro importante fue la instalación de locales y sistemas tecnológicos (videograbación y de cómputo) adecuados en las sedes de los tribunales, ya que estos nuevos instrumentos agilizan notablemente el desahogo de las audiencias. 

 

¿Qué beneficios tienen estos nuevos juicios orales en cuanto a tiempo y resultados? 

Han mejorado substancialmente en cuanto a tiempo y resultados con este nuevo sistema de justicia, porque antes de la reforma, juicios semejantes a éstos que se resolvían de entre uno a dos años, hoy en día, se resuelven en un plazo máximo de tres meses. 

 

¿Cuáles son las ventajas de la nueva modalidad? 

En el sistema de impartición de justicia oral se obtiene un beneficio palpable, que es la plena vigencia del principio de inmediación al tener un trato directo las partes, peritos y testigos con el juez, a través de un diálogo en la recepción y desahogo de las pruebas con lo que se consiguen decisiones más acordes con el caso concreto. Asimismo, al conseguirse una continuidad y concentración de los procesos, se logra una agilidad en la substanciación de los juicios. 

Además, la igualdad en el trato de los litigantes, así como la publicidad de las audiencias, al ser abiertas al público, permite transparentar las actuaciones y decisiones judiciales, lo que genera confianza en los justiciables al escuchar directamente las decisiones del juez. 

 Entrevista realizada por Luz García Martínez

[DIRECTUM TSJCDMX Ene – Abr 2015]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *