Director del INCIFO, Dr. FELIPE TAKAJASHI

 


labor-incifo¿Cuál es la labor del INCIFO ante las diversas problemáticas sociales que vive nuestra sociedad, por ejemplo, en casos como las muertes asociadas al narcotráfico?
 

La acción del INCIFO, como siempre nos lo ha inculcado la parte política, laboral y administrativa, es la de auxiliar a la autoridad ministerial y judicial para resolver  situaciones del orden médico involucradas o relacionadas con el Derecho, en este caso penal, ya que son homicidios; sin embargo, hemos observado que ya no solamente es ésa la parte fundamental de nuestro trabajo, sino también la orientación y el apoyo a los deudos, a la familia, a las víctimas colaterales del hecho. 

Siempre ha habido un apoyo, porque legalmente, cualquier persona que es aparentemente responsable de un hecho delictivo, tiene el derecho de contar con un abogado, de contar con un traductor si no tiene la posibilidad de hablar español, etc. Y siempre se habían olvidado a las víctimas colaterales, o a la víctima, porque no necesariamente tiene que fallecer: hay víctimas de delitos que quedan con lesiones o consecuencias, y muchas veces el Estado no se ocupa de ellos, no les coloca un abogado para que coadyuve con el Ministerio Público, ellos tienen que costearse su defensa o estar al pendiente de su proceso. Hasta hace poco tiempo el Estado empezó a poner atención en los deudos. 

Somos auxiliares en la administración y procuración de justicia, pero también debemos tener un complemento con las familias de los deudos, cuando esta víctima es mortal. Cuando no es mortal también es necesario nuestro apoyo y orientación, porque definitivamente es normal que una familia no esté enterada de lo que se debe de hacer en el ámbito médico legal, y si no la apoyamos en ese sentido, no cumplimos realmente nuestra función. 

 

¿Cómo se da el apoyo y complemento para las víctimas colaterales? 

Lo que se debe hacer -y no se hace, y ésta es una situación generalizada porque en la República Mexicana existen 32 servicios forenses, 32 procuradurías de las que depende servicios judiciales-, es dar el apoyo y la orientación a la familia de qué es lo que procede, así como información oportuna, porque tienen el derecho a saber antes que nadie, incluso que la prensa, el estado que guarda la investigación. 

También son indispensables el apoyo psicológico y de tanatología para cerrar los círculos de duelo que se abren en el momento de la pérdida de un ser querido, así como el apoyo económico, porque muchas familias no tienen la posibilidad de sufragar los gastos, y no solamente para inhumar o cremar a su ser querido, sino también cuando se busca a una persona desaparecida y que todavía no se sabe si está muerta o está viva. 

Es decir, el Estado no ha hecho muchas cuestiones para poder cumplir con una obligación que es la búsqueda de personas que están en calidad de desaparecidas y las familias deben ir a cada uno de los Estados para ver si en alguno lo encuentra. No existe un Centro Nacional de Personas Desaparecidas, en donde se pueda buscar a un ser querido que está en calidad de desaparecido. 

 

¿Existe un proyecto para crear este Centro?  

Se está trabajando a través de la Secretaría de Gobernación y de la Procuraduría General de la República. El Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal trabaja muy fuerte sobre esos aspectos, su Presidente, el Dr. Edgar Elías Azar, ha estado al pendiente, e incluso tuvo una reunión con la Procuradora General de la República, Arely Gómez González, para hacerle notar estas necesidades imperiosas y urgentes. 

Ya se tiene una nueva Ley General de Víctimas, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 9 de enero de 2013, pero no se cuenta aún con la infraestructura ni los mecanismos para hacerla cumplir. 

 Entrevista realizada por Luz García Martínez

[DIRECTUM TSJCDMX Dic 2015 – Ene 2016]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *