MAGISTRADO CARLOS VARGAS MARTÍNEZ

 

modelo-de-gestion

 

Para estar a la vanguardia y modernidad, y hacer frente a los cambios y transformaciones en la administración de la justicia, así como dar respuesta a los requerimientos de una sociedad más participativa, dinámica y actualizada, el 18 de junio de 2008, se crearon las bases del Nuevo Sistema Procesal Penal Acusatorio en México. Lo cual requería modificaciones significativas en nuestro sistema jurídico, tanto en el ámbito administrativo como en la procuración de justicia.

Así, a fin de responder a la demanda social del sistema de justicia, apegado a los derechos humanos de sus capitalinos, es que en esta casa de justicia se implementaron acciones, encabezadas por nuestro Presidente, en los ámbitos de: recursos humanos, financieros, tecnológicos y capacitación, estando acorde a los nuevos procesos.

Para dar paso a esta reforma, se expidió el Decreto por el que se declaró la incorporación del Sistema Procesal Penal Acusatorio y del Código Nacional de Procedimientos Penales, definiendo fechas y horas para su entrada en vigor. Se expidió el Decreto que reforma la Ley Orgánica del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, en el cual se establece que , en el Capítulo VIII correspondiente a la Oficialía Mayor, se integra la creación de las Unidades de Gestión Judicial, las cuales son órganos de control y gestión judicial encargadas de planificar, organizar, implementar, controlar y dirigir un equipo multidisciplinario de gestión tendiente a desarrollar con efectividad todo el Sistema Procesal Penal Acusatorio.

Parte integral del éxito de la implementación de la reforma del Sistema de Justicia Penal en la Ciudad de México, radica en que el aparato de justicia necesitaba contar con jueces que gocen de buena reputación y legitimidad social, a fin de que la figura del impartidor de justicia se dignifique, y haya un consenso entre la ciudadanía en cuanto a tener juzgadores altamente preparados y calificados, con un alto sentido de la honestidad, para que no se desvirtúe su función; amén de que, a raíz del cambio de sistema, el Juez es el único encargado de dirimir de forma directa e inmediata las controversias que le sean planteadas por las partes procesales.

«La gestión de los sistemas judiciales es un elemento fundamental en la estructuración de los procesos de los cambios y reformas planteados en México en materia de impartición y administración de justicia. La efectiva gestión de los sistemas judiciales, es la que permite la realización funcional que persiguen estos nuevos sistemas. »

Con ello se pretende que el juez deje atrás la función de administrador para evitar distracciones administrativas, para que se concentre y dirima las controversias entre las partes, resolviendo la situación jurídica de los imputados, dejando a las Unidades de Gestión Judicial todas aquellas actividades complementarias a su actividad Jurisdiccional.

La instauración del Nuevo Sistema de Justicia Penal, ha exigido realizar un importante esfuerzo en procesos de planeación, organización, integración, seguimiento, medición,  evaluación y control en cada uno de los ejes rectores de la reforma penal, es decir, en materia normativa, capacitación, difusión, reorganización institucional, infraestructura, equipamiento y tecnología. Siendo una de las herramientas a considerar como parte importante en la implementación de la reforma penal, la obtención de los recursos financieros, para cubrir el costo de los proyectos que habrán de realizarse. Se destacan los estudios de costo-beneficio que fundamentan las solicitudes de recursos y la definición de los formularios de necesidades financieras, así como las fuentes mediante las cuales se podrán obtener subsidios o financiamiento.

Estos son algunos puntos sobre los que versará el presente documento, en el que expondremos las acciones implementadas con apego al Plan Integral para la Implementación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio en esta Ciudad Capital.

Es importante señalar que el éxito de esta implementación no debe ser concebido como un hecho aislado, sino como la suma de acciones planeadas y coordinadas con otras instituciones, de acuerdo a los principios de gradualidad y enfoque sistémico, en el que se pueden apreciar los esfuerzos realizados por nuestro Tribunal, y también los efectuados en forma conjunta con los operadores del mismo sistema.

En tal virtud, resulta indispensable exponer el avance en las distintas áreas administrativas, acciones que en su conjunto son viables, para afirmar que al día de hoy, los habitantes de la Ciudad de México cuentan con un Sistema de Justicia acorde a las necesidades que demanda una sociedad dinámica y moderna, que exige la justicia que reclaman de sus Instituciones Públicas.

[DIRECTUM TSJCDMX Nov – Dic  2016]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *